martes, 17 de junio de 2014

Poema+receta

Amanece en Garmo Negro. Fotografía tomada de http://jfrubio.blogspot.com.es

En el comienzo
tu hostilidad fue mayor
que el cariño.
El amor flotaba
en una insolente laguna,
amarillo aguado
ahogado en amargura.
Pero me bastó un instante
para consumir de un trago
el agrio estupor
que adornaba tu frialdad.

Llegó el mediodía a solear
tus medias sonrisas,
un tono de color
y un poco de calor
que saboreé detenidamente
de tus labios
en mi boca.

No quise dejarme llevar por la impaciencia
y tú no deseabas averiguar el final.

...

Pero dulce y entero arribó
un amanecer desaprendido
de lo efímero.
Y justo entonces,
en la quietud más agradable,
todo terminó.

Queda el sórdido chasquido
de dos hielos
nadando en la incertidumbre,
el desolado paisaje
de un desierto 
vaso vacío,
pasado de moda:

¡Otro Old Fashion, por favor!

Así es el cóctel llamado Old fashion o "Pasado de moda". Cuando comienza a ser dulce y más se disfruta, la copa se termina. Agradable es el sabor que deja en el paladar que casi obliga a pedir otro Old fashion. A continuación la receta que, al menos, yo consumo:

Preparar en un vaso bajo, dos piedras de hielo, un jugo de naranja (cuatro daditos), una o dos cucharadas de azúcar (al gusto), unas gotas de angostura y unas gotas de granadina (la granadina puede ser suprimida y poner solo angostura). Remover con una cuchara. En coctelera: Llenar de hielos y vertir medio de zumo de naranja y dos dedos de zumo de piña. Rellenar con dos vueltas de whiskey (a poder ser bourbon) Agitar. Servir en el vaso bajo, encima del jugo que previamente hemos preparado. Degustar.
Se puede decorar con rodaja de naranja pero lo de la cereza ya me parece excesivo...
 Este es el Old Fashion. Aunque su nombre indica "a la vieja usanza" o "pasado de moda", nunca es mal momento para degustar este suave y sorprendente trago que recuerda al Southern Comfort. Y para terminar, vamos con otros old fashion... un sonido adecuado para acompañar... The Pasadena Roof Orchestra

 




21 comentarios:

  1. has regresado con un poema hermoso, y una propuesta de este coctel para estos días de calor....
    buena elección de la música

    ResponderEliminar
  2. Poco a poco, aquí estamos volviéndonos a conectar. Gracias Karin. Este cóctel es apropiado tanto para verano como para invierno. ;Muy agradable. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. De copazos vamos, por lo que se ve. Y apetece, la verdad. A ver si nos vemos pronto con un copazo cada uno...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace falta, Roberto. Un copazo siempre alivia las situaciones. Abrazos.

      Eliminar
  4. Me ha encantado lo de "Dos hielos flotando en la incertidumbre" como dos pequeños icebergs a la deriva en un vaso. Notable lo de la Pasadena, haciendo música "vintage" -aún no se llamaba así- en plenos años setenta. Me encantaba su "Pennies from Heaven".
    En el Boadas preparaban así el Old Fashion: disolver azúcar con angostura y soda, añadir whisky y cubitos de hielo, mezclar bien y servir con rodajas de naranja y limón.
    Abrazos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graicas amigo Miquel. Me gustaba mucho la Pasadena Roof Orchestra. Hay una anécdota. Obligaban a que el público de sus conciertos fueran vestidos con la moda de los años treinta. Imagínate en plena década de los ochenta, un teatro lleno de Packards y señoras vestidas de época. Tremendo. Sonaron muy bien en el Café literario el Ateneo de Jaca, mientras nos encargábamos Lucía y yo de la barra. Anoto tu receta Old fashion. Abrazos múltiples.

      Eliminar
  5. El amigo Miquel me ha pisado lo de "Dos hielos flotando en la incertidumbre", muy de personajes a la deriba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias señor Cahiers. Me alegra que te haya gustado. Abrazos. Derivando a la incertidumbre...

      Eliminar
  6. Hola, Marcos. Vaya, no te dejas nada, y todo bien enlazado: imagen, poema, receta... De lujo, incluso el final. ¿Y yo me podré comprar algún disco de esta orquesta? Se me van los pies... :) Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si no te lo puedes comprar te lo grabo, Clementine. Ya me dirás. Gracias por volver por aquí. La verdad es que tengo un poquito abandonado el universo blog pero sigo aquí. Poco a poco. Abr4azos.

      Eliminar
    2. Encantador ofrecimiento el tuyo, te tomo la palabra... Si no lo encuentro, te lo digo. Mil gracias.
      Y no es que vuelva por aquí, es que no me he ido. Y tú tampoco :) Más abrazos para ti.

      Eliminar
  7. Buen poema, Marcos, poema del desencanto.
    ¡Tantas veces escuchar a Don Draper, el de "Mad Men", pedir 'old fashion', y resulta que era esto! Bueno, lo de que llevaba whisky (o bourbon) estaba claro. ¡Qué manera de trasegar la de los altos ejecutivos de la publicidad! Habrá que probarlo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy no he visto "Mad men" Pero bueno, el old fashion es mi cóctel favorito. Sin duda. Abrazos Licantropunk.

      Eliminar
  8. Buena combinación. Músiquita, bebida y un poema para disfrutar en una terracita... con buen tiempo... para disfrutarlo. Completito.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí...El old fashion, nury, hay que tomarlo lentamente. Es como la vida. Saludos y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  9. Hola Marcos,

    Que alegría saber de tus poesias, de ti, que vuelvas a escribir.
    El otro día me acorde de ti y de Miquel Zueras, en TVE2 creo que comenzaba un documental que no pude ver de la estación de "Can Fran"...una lastima que habia quedado y no pude quedarme.

    Pues sobre tu poesía, es como la vida, ¿verdad compañero? Que no te gusta al rpincipio, y cuando encuentras algo por lo que merece la pena vivirla ..va, y se acaba. Aunque seguramente tendrá otra interpretación más bonita.

    El combinado parece algo dulce, justo el tipo de bebida que me gusta.

    "A mi manera" un abrazo Marcos, y no tardes tanto es escribir por tu fantástico lugar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. UTLa, amigo, qué alegría verte por aquí. La verdad es que andfo con los blogs algo abandonados pero no olvido a los buenos amigos. Poco a poco, iré volviendo. El documental de Canfranc que comentas es una joya. A ver cuándo te dejas ver por el pirineo aragonés, por Jaca (ahora vivo aquí) y nos hacemos unos tragos. Como la vida misma, supongo que es el poema pero también el cóctel old fashion, amigo. Un fuerte abrazo









      Eliminar
  10. Receta para un cóctel a degustar despacito ( porque me temo que a mí se me sube a la cabeza) bonito poema,algo triste, y música eterna..todos los ingredientes para detener el tiempo.
    Un lugar el tuyo donde siempre es agradable volver.

    Besos Marcos, y feliz verano recien estrenado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Despacito todos los cócteles pero este, con más calma todavía. No por graduación sino por placer, amiga Abril. Gracias por pasar. Abrazos y feliz verano también per tú.

      Eliminar