jueves, 27 de noviembre de 2014

Cien poemas

Casi veinte días han pasado sin poder actualizar este blog que nació con la intención de ser el principal de todos los que administro. Pero las circunstancias restan minutos y protagonismo a este tiempo detenido. Aún con todo, no quería pasar la oportunidad de celebrar con vosotros, amigos que condensáis el tiempo entre estas letras, un insólito centenario dedicado a la poesía. Y es que, con esta entrada, ya son cien los poemas publicados en este blog. Este último, el que hace el número cien, se titula La Cadiera. Espero que guste y le sucedan otros cien poemas más.



La Cadiera

Si de esta cadiera hablara
su mudo recuerdo frente a los pirineos,
narraría un beso secreto,
oculto de las tibias luces
que cubren Jaca,           
a la última campanada.

Si de esta cadiera hablara
su antigua madera junto al bosque,
revelaría cuán largo el olvido
del árbol que fue.
Qué habitado es el silencio
de la savia recorriendo estática
los surcos de su historia,
qué profundas llegaron a ser
las raíces desheredadas
y qué dolorosa la pradera estrellada
del verso secreto
bajo las luces huídas.

Si esta cadiera hablara,
lo haría de una infancia emborronada,
ancestral.
Confesaría bombas
y un torrente de dolor
gritando sangre
por sus calles.
La metralla alcanzando el costado
de aquella buena mujer
o el tejado sepultando
las familias perdidas
en el árbol de la salud.

Si lo hiciera,
enmudecería ante el triste y sucio mundo
que lava su rostro
a sus ojos.
Si lo hiciera,
si esta cadiera hablara,
volvería a ser un árbol.






Acompañaría este poema con un blues escrito en aragonés por Kike Ubieto. Invito al personal a escucharlo en su página web: Albada in blue

28 comentarios:

  1. Cien poemas ya, qué bien. Que vengan mil más (como poco).

    ResponderEliminar
  2. Felicitaciones amigo Marcos, cien poemas es un logro, para mi casi una químera, cien formas de llegar al alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cahiers. Un fuerte abrazo.

      PD: Para mí lo que es quimérico es llegar a conco años de blog como tú jeje

      Eliminar
  3. Un día me preguntaron cuantos haikus tenía escritos, aun queda pendiente esa respuesta, porque no me siento a contarlos. Pero llegar a cien me parece un lindo número. Lo importante es la calidad, y tus poemas la tienen.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor Karin, no contarlos. Pero me ha hecho gracias la cifra al dar con ella en el blog. Abrazos.

      Eliminar
  4. Y como le puedes llamar al este blog, al tiempo detenido, si no paras un segundo, bonito poema, Marcus!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Arantza. Supongo que es un título dirigido al lector. Que un visitante se detenga por aquí unos minutos es un logro. Gracias por hacerlo. Abrazos fuertes.

      Eliminar
  5. Qué preciosidad, Marcos, me chifla el final. Mi enhorabuena por esos cien poemas, qué maravilla.
    Cien formas de llegar al alma, como dice Cahiers. Qué bonito también :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga Clementine. Es difícil llegar al alma pero es un comentario precioso el de Cahiers. Abrazos!

      Eliminar
  6. Felicidades por tus cien poemas que además dedicas este número tan redondo a la silla aragonesa cadiera (Se parece a la palabra "cadira" en catalán) que por cierto es el nombre de una antigua asociación aragonesista.
    Espero asomarme por aquí y ver cientos de poemas más como esta cadiera que tanto tiene que contar.
    Abrazos! Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Miquel, muy curioso el nombre de esa asociación aragonesista. La cadiera es algo muy típico del pirineo. Algunas, hasta s pueden encontrar por las calles de Jaca. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  7. Precioso número cien. Pues, nada, muchísimas felicidades y a continuar con otros cien que disfrutemos todos. ;)
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así espero, Nury. Mucha sgracias por acompañar. Abrazos.

      Eliminar
  8. ¡ENHORABUENA por los cien poemas y a escribir muchísimos más!

    Y ojala esta cadiera hablara...

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mucipa. La hacemos hablar, en cualquier caso. Abrazos!

      Eliminar
  9. Felicidades por todo el recorrido de tus poemas y por enseñarnos palabras nuevas (no conocia el significado de Cadiera).
    ¡Qué no decaiga esa energía que tienes!

    Un abrazo Marcos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo Abril y muchas gracias, siempre , por tus amables palabras. En esta ocasión, esuna palabra emplead aen Aragón. Saludos!

      Eliminar
  10. Felicidades por ese centenario. Me encanta el poema, me vienen imágenes de esas montañas que tanto amo. Y me voy a escuchar la música, que seguro que merece la pena.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luna. Esa era la intención, situar en las montañas al lector. Espero que hayas disfrutado con la música de Kike Ubieto. Abrazos.

      Eliminar
  11. Cien poemas... ¿dónde irán? Me salio el tema de Duncan Dhu, qué se le va a hacer, subconsciente musical, pero me parece que la frase que surge no está mal: han ido a tus lectores y, como uno más, gracias y felicidades.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje muy buena conexión musical Licantropunk. En este caso van dirigidos, como dices, a vosotros, amigos blogueros y me alegra que los disfrutéis. Un fuerte abrazo, amigo!

      Eliminar
  12. 100 poemas... buen número para un poemario... Y aquí estamos para seguir leyendo. El número 100 es un poema triste... Sí, yo creo que los objetos, los árboles centenarios, los libros, los cuadros, las paredes de las casas, las ventanas hablan y guardan la memoria... Siempre tienen que mirar y ser testigos. Así sufren los momentos trágicos y los que no lo son tanto... Son testigos de las atrocidades del hombre y también de sus acciones con corazón... y sin duda saben que la vida es un largo río con obstáculos... pero de vez en cuando hay remansos y bellas cascadas.

    Besos
    Hildy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, buen número y buen título, Hildy. Lástima que algunos ya tengan su libro. Bueno, lástima o no...según se mire. Los objetos guardan memorias y almas, en ocasiones. Y en otras, recuerdos, de sus dueños. Me gusta mucho tu coemntario. Mil gracias. Abrazos.

      Eliminar
  13. Felicidades por la centena, a por otros cien!!
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ethan. Ahí estaos. Un fuerte abrazo, amigo.

      Eliminar
  14. Felicidades por los cien poemas, Marcos. Espero lleguen otros cien y yo los pueda disfrutar. Bonito este último. Me vino a la cabeza una película al leerlo: Cumbres Borrascosas. Tiene su romanticismo, y su dolor… un abrazo y felices fiestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javier! Gracias por tu visita y tus palabras. Me gusta que te haya sugerido el romanticismo de "Cumbres borrascosas" película y novela imprescindibles. Abrazos fuerte y lo mismo te deseo en estas fiestas.

      Eliminar