martes, 19 de noviembre de 2013

Certeza

Fotografía de Javier Saiz Zaldo

Yo nunca quise arrancarte del mar.

Simplemente, caminaba perdido

y en dos ojos brújula,
donde tu ángel 
o el mismísimo demonio
enciende sus lámparas,
hallé una huida, una razón poderosa,
una barca.

Desconozco si en el punto de fuga
de estos muelles
posaste tu mirada
y me encontraste
pero en mi vieja ciudad,
que ahora contigo es otra,
el oleaje de un mar inxistente
arrastraba la posidonia de un río arcaico,
de otro pueblo olvidado.
Y llegaba a mis botas para enrredarse
en mis ansias de ti,
para abandonarme.

Nunca quise arrancarte del mar
ni invitarte a leer tus deseos
en el agua de las alcantarillas
que surcan mis ciudades, bajo los pies.
Pero, desde uno de esos puentes
que nunca debemos cruzar,
lancé un punto de fuga,
una botella, 
allí donde se pierde el río.
Y en ese cabo suelto, inacabado,
llegaste como una certeza
para completarme.

34 comentarios:

  1. El poema nos lleva al mundo de la ilusiòn y del amor, me quedo con estos versos:

    Y en ese cabo suelto, inacabado,
    llegaste como una certeza
    para completarme.


    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias fus. Me alegra que hayas elegido esos versos. Abrazos

      Eliminar
  2. Bendita certeza! Un abrazo, querido Marcos, buen poema!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tan bendita, Fran! Gracia spor pasar, amigo. Un abrazo

      Eliminar
  3. Precioso poema ¿lleno de certezas?
    Imposible arrancar a nadie del mar, es demasiado poderoso.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá que unirse a su fuerza entonces, Laura. Gracias por tus palabras. Abrazos

      Eliminar
  4. Está muy bien. Me sugiere amor con mayúsculas, verdadero, comprometido hasta sus últimas consecuencias, un amor que llega sin esperarse de un lugar distinto y que se queda sin condiciones. No sé, me dice eso más o menos. Igual me monté algo de película, Marcos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que te montes películas, Mr. Simpson. Me gusta lo que te sugiere el poema. Es lo que quería transmitir. Gracias. Abrazos.

      Eliminar
  5. La certeza está en el camino que nos une. Y, agarrados, todos los cierzos que vendrán...una vida entera.

    Lu

    ResponderEliminar
  6. Qué bonito, Marcos, qué bonito... También me lo he leído dos veces :) Besos, poeta de superlujo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Clementine. Espero que te llegue pronto y lo disfrutes. Ya me dirás. Besos.

      Eliminar
    2. ¡¡¡ GRACIAAAAAASS !!!
      Me llegó... y ahora me toca disfrutarlo.
      Muchos besos, Marcos.

      Eliminar
  7. Últimamente te veo muy inspirado, felicitaciones.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Licantropunk. Por cierto, estará al llegar. Ya me dirás. Abrazos.

      Eliminar
  8. Podrías titularlo "Cerveza" y no perdería el sentido...
    Un abrazo

    (se te ha colado una errata: "huida")

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hay que beber bastante cerveza para colar esa errata... Así no es posible huir. Abrazos.

      Eliminar
  9. Un lujo de poema. ¡Ganas de leerlos todos juntos ya!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Roberto, este no está incluido en "Concierzo de viento". Gracias, amigo.

      Eliminar
  10. ... Me atrapó ya desde el primer verso.
    "Yo nunca quise arrancarte del mar"
    ... Y a partir de ahí un oleaje de versos... y de imágenes, y de historias.

    Besos
    Hildy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Hildy y por dejarte atrapar. Besos.

      Eliminar
  11. Una certeza nítida, y un diálogo de distancias. Me han enredado también esas historias de otras orillas que traen las olas entre manos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beatriz, es un placer leer aquí tus palabras. Mil gracias.

      Eliminar
  12. La botella náufraga lanzada donde el río se pierde para convertirse en mar, marcó el camino de la certeza donde todos nos acabaremos completando.

    Un beso, Marcos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus comentarios son como micropoemas. Me encantan! Gracias. Besos, Marisa.

      Eliminar
  13. 'Cadencial'. Un poema muy 'cadencial', como las buenas certezas.

    ResponderEliminar
  14. nadie debería ser arrancado del mar, por ningún motivo, no hay distancia más cruel

    (precioso poema)

    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias maslama. Supongo que, en ocasiones, es necesario alejarse de él. Pero soy de interior y no lo siento como alguien de costa. Besos

      Eliminar
  15. Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a emitacat@gmail.com

    besoss!!
    Emilia

    ResponderEliminar
  16. Este poema me recuerda lo mucho que se deja sentir el mar cuando lo tienes lejos. Ese oleaje de un mar inexistente que te atrapa como muy bien lo has descrito.
    Esta semana he estado algo apartado de la actividad bloguera por una lesión en la mano típica de esas "cosas raras que sólo me pasan a mí". Ya lo contaré en un post.
    Abrazos en Ítaca sobre un mar zaragozano.
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que se echa de menos, Miquel. Te deseo pronta recuperación para tu mano. Ya te vale! Abrazos, amigo.

      Eliminar