domingo, 22 de septiembre de 2013

Domingos musicales: Full Metal Jacket (Stanley Kubrick. 1987)

Vincent D'Onofrio como Recluta Patoso. ¿A alguien más que a mi le recuerda esta cara a la de Jack Nicholson en El resplandor? Kubrick's connection, I think!




Después de la impresionante escena en la que “recluta patoso” (Vincent D’Onofrio) asesina al sargento Hartman (R. Lee Ermey) en La chaqueta metálica (Stanley Kubrick 1987), la película tiene un primer final. La segunda parte será la que se centra más en el campo de batalla, en la guerra de Vietnam; en la supervivencia, el sinsentido de las guerras, la amistad entre los compañeros del pelotón (plasmado sobretodo en la escena del francotirador) y el deber de salir vivo a cualquier precio. En definitiva, se demuestra la dualidad del ser humano que Bufón (Matthew Modine) plasmará visualmente en su uniforme, luciendo una boina donde se puede leer la frase Born to kill (nacido para matar) y al mismo tiempo, portando la insignia de la paz sobre el hombro izquierdo. No solo en su uniforme, también en su actitud demuestra esa dualidad. En la primera parte de la película somos testigos del “castigo colectivo” que el pelotón de marines infringe sobre el recluta “Patoso”. Bufón forma parte de ese castigo y lo hace el último, con lágrimas en los ojos y animado por Cowboy Evans (Arliss Howard). Más tarde, en el campo de batalla, veremos a Bufón asesinando a la francotiradora Vietcong (Ngoc Le) y sabemos que esa imagen le acompañará el resto de su vida. Pero Bufón debía asesinarla, por supervivencia y por sus compañeros de pelotón. Al fin y al cabo, metiéndole un tiro en la cabeza, terminaba con el sufrimiento de la enemiga y es un final preferible al de quedar para el pasto de las ratas, como sugería Pedazo de animal (Adam Baldwin) En resumen, Full metal jacket es una película para enmarcar, con un final que es más un tributo a la vida, entre la muerte y la masacre de una guerra. Como para enmarcar es el momento musical que rescato aquí para este domingo y pertenece precisamente a la escena que divide la primera parte de la película de la segunda. En esta escena, una prostituta vietnamita llamada Da Nang Hooker (Papillon Soo Soo) se acerca a Bufón y a Rompetechos (Kevyn Major Howard) ofreciendo sus servicios con frases como “estoy muy caliente”, “Yo, chupar, chupar” o algo así como “te voy a amar mucho tiempo seguido” Esta es la primera escena de La chaqueta metálica en Vietnam y la música que acompaña el sensual movimiento de caderas de la prostituta acercándose a los soldados es “These boots are made for walkin’” de Nancy Sinatra. Otro momento para enmarcar.
En La chaqueta metálica el apartado musical, en su totalidad, no tiene desperdicio. Podemos escuchar, por ejemplo, Hello Vietnam de Johnny Wright, The trashmen, de Surfin' bird o The chapel of love de The Dixie Cups.

18 comentarios:

  1. Kubrick's connection, of course!
    Marcos, me encanta este tema de Nancy Sinatra y cómo lo canta. Y Matthew Modine. Y la escena también, pero no la conocía porque no he visto la película. Impecable texto el de esta entrada. La banda sonora de esta película la tengo y dado que no he visto la película digo yo que me la compraría en su momento por algo. Así que me la escucharé (en tu honor) para recordar por qué me la compré :-) Besos, amigo cinéfilo musical de lujo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Clementine! Es la canción que más me gusta de Nancy, con diferencia. Pero la escena es estupenda, creo que aquí, la relaciónmúsica-imagen está perfecta. Es una gran banda sonora. Besos y gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  3. Gran película y muy buena la banda sonora. Kubrick era infalible...

    ResponderEliminar
  4. Tremenda película. Recuerdo perfectamente el día en que fui a verla; me invitó mi padre y ¡no se quedó dormido! :)

    ResponderEliminar
  5. Excelente, no solo en las canciones elegidas, Roberto. Abrazos.

    Yo no tuve la suerte de verla en el cine pero la descubrí después. gracias por pasar. Saluos nury.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, pues me acabo de escuchar esta banda sonora y sigo sin acordarme por qué me la compré pero no sabes lo que me alegro ahora, está realmente bien. Me ha gustado siempre mucho también el tema "Chapel of love", me transmite mucha alegría, y me sonaba mucho de algo y al final lo he descubierto, de la versión que de ella hace Elton John en "Cuatro bodas y un funeral", otra banda sonora para escuchar, aunque en este caso la película no está ni de lejos a la altura...

    ResponderEliminar
  7. No conozco la película, parece una buena opción.

    Marcos, que tengas una linda semana.

    ResponderEliminar
  8. Sí, estámuy bien Clementine. Desconocía que Elton John hubiera versionado "Chapel of love" He visto "Cuatro bodas y un funeral" pero no recordaba esa canción. Gracias por el apunte. Besos Clementine.

    Sí,es una buena opción. Aunque es una película bélica, es...diferente. Buena semana también para ti, Beatriz.

    ResponderEliminar
  9. Magistral película.
    A mí siempre me ha llegado más el antibelicismo de los valientes que el de los cobardes. En películas como ésta, Senderos de Gloria, Sin novedad en el frente, etc, es donde encuentro los testimonios más conmovedoramente antibélicos, el de los héroes que han luchado y han vuelto para decirnos "ha sido absurdo".
    Kubrick, maestro en elegir los cortes musicales de sus bandas sonoras (entre otras muchas cosas).

    ResponderEliminar
  10. Sí. Creo que es "Pedazo de animal" el que habla sobre el absurdo de la lucha en Vietnam. Gracias por pasar. Abrazotes.

    ResponderEliminar
  11. Peliculón y pedazo de banda sonora. Hay que reconocer que Kubrick tenía un toque único. Lo del recluta patoso se me quedó grabado la primera vez que la vi hace ya unos cuantos años. Pura historia del cine, si señor.

    En cuanto a Jim Carrey, la verdad es que no lo soporto, aunque he de reconocer que con el tiempo hay ido dejando de lado algunos de sus tics más repelentes de los primeros tiempos, pero le queda algún "deje". Tengo pendientes algunas de sus últimas pelis en las que ya se pone un poco más serio, pero aún así no puedo dejar de olvidar su cara en bodrios como Mentiroso Compulsivo, película en la que le partiría las piernas.

    Y sobre lo que hace Maggie, efectivamente, veo que no se te ha escapado el posible doble sentido... jejeje.

    Un saludo, Marcos.

    ResponderEliminar
  12. Hola Marcos,

    Agradable descubrir esta faceta cinéfila tuya.

    Esta película tiene varios momentos épicos.
    Como cuando el sargento les va poniendo los nombres de "Guerra" a los recultas, patoso, cowboy, ... dicen que el actor se fue inventando el diálogo a medida que rodaban.

    Esta escena no la recordaba, pero me ha hecho sonreir. La pericia y el entrenamiento militar no impiden que unos ladronzuelos roben una cámara.

    Buen recordatorio de un clásico.

    "A mi manera" un abrazo Marcos.

    ResponderEliminar
  13. Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a emitacat@gmail.com

    besoss!!
    Emilia

    ResponderEliminar
  14. Es una gran película. La vi cuando estaba en Buenos Aires (Allí se llamó "Nacido para matar") la escena en que Donofrio, el Patoso, recita el credo del fusilero antes de disparar su arma es estremecedora.
    Sí que tiene un aire al Nicholson de "El resplandor". Por cierto que Stephen King no quería a ese actor como protagonista y batalló hasta el final para que le dieran el papel a Martin Sheen.
    El instructor -Lee Ermey- es fantástico, un papelón.
    Abrazos. Borgo.

    ResponderEliminar
  15. El universo cinéfilo de Kubrick era muy especial y personal... y sobre todo mostraba un mundo durísimo.

    Viajar por la obra de Kubrick es una experiencia recomendable pero ardua. Sin embargo hay puro cine en Atraco perfecto, Senderos de Gloria, Lolita, Barry Lyndon, El resplandor, La naranja mecánica, la que aquí reseñas estupendamente...

    Sin embargo Kubrick entra más por la cabeza que por el corazón. Lo vivo como un director distante y reflexivo que emplea el lenguaje cinematográfico como quiere para reflejar sus tesis. Buscaba expresarse, no gustar al público. Necesitaba el cine para pensar...

    Besos
    Hildy

    ResponderEliminar
  16. Sí, es de esos personajes que se quedan grabados, Charly. Yo tampoco soporto a Carrey así que estamos empatados jeje (Creo que se nota por el comentario que dejé) Y sí, no es que sea mal pensado es que lo de la chica no dejaba dudas. Gracias por pasar. Abrazos.

    Me reconozco cinéfilo, amigo UTLA. Siempre ha ocupado un lugar importante en todos los blogs que he tenido pero últimamente no tení amucho tiempo para hablar del séptimo arte. Seguiremos con ello. Es muy bueno lo de la cámara, sí jeje. Abrazos UTLA.

    Vale, estamos en contacto Muñekita Cat.

    Hola amigo Miquel. Creo que es una de esas escenas que quedan para siempre en la retina. Sí, Lee Ermey merfece un capítulo aparte como instructor. Abrazos.

    Hola Hildy. Un universo, tú lo has dicho...un universo para perderse. Y sí es muy cierto, puede que no entre por el corazón. No es de esos directores que cautivan por un plano. Muy bueno, lo que dices. "Necesita el cine para pensar" Al fin y al cabo yo, como espectadro, diría que, en la actualidad, necesitamos un cine para pensar. Y hoy en día no hay mucho, la verdad. Gracias por pasar Hildy. Besos.

    ResponderEliminar
  17. la música es genial... la película a pesar de ser del monstruo Kubrick no tanto porque sus primeros 40 minutos superan por mucho a esa segunda parte mas extraña... pero bueno, es un Kubrick igual... salu2...

    ResponderEliminar
  18. Sí se aprecia un cambio entre la primera y la segunda parte de la película. Pero creo que ambas son importantes. Gracias por pasar. Salu2

    ResponderEliminar